Sobre Mí

Si has llegado hasta aquí, seguramente es porque te estás preguntando... y ¿quién está detras de este blog?

Hola, mi nombre es David López y soy el autor de Samurái Financiero.

Vivo en Valencia, estoy felizmente casado y soy un orgulloso papa.

Me considero un estudiante perpetuo, me gusta aprender algo nuevo todos los días. Me encanta leer, viajar, ver peliculas, siento pasión por la cocina, y lo mejor en esta vida para mí, es disfrutar de mi tiempo con mi familia y amigos.

Si tienes unos minutos, voy a contarte brevemente mi historia y cómo he llegado hasta aqui...

Conoce más sobre mí

Había una vez un joven que vivía en el seno de la típica familia española de clase media, es decir, ni ricos ni pobres...

Nunca me había preocupado de estudiar demasiado, la verdad, aunque por otro lado tenía un buen hábito; la lectura.

Andaba yo por mis veinte y mis únicas preocupaciones eran salir con los colegas, perseguir chavalas o comprarme la última videoconsola de turno…  En fin ya se sabe vivir la dolce vita.

Mis aspiraciones en la vida en aquel momento eran poder tunear el coche, ir a esquiar en invierno o irme a Ibiza de vacaciones en verano. 😉

Ya llevaba una temporada observando a mi padre pasar los días encerrado en su despacho. Se pasaba las horas delante del ordenador contemplando una especie de gráficos y dígitos que no paraban de moverse…

 Un buen día le pregunté:

-¿Qué es eso Papá?, ¿qué haces ahí tantas horas?

Su respuesta fue:

-Estoy haciendo Trading, y lo que ves en el monitor es el gráfico en tiempo real del Euro-Dólar cotizando en el mercado de divisas Forex.

-Dios mío qué le ha pasado a este hombre, pensé para mis adentros. Por aquel entonces yo no sabía ni lo que era una acción de la Bolsa.

Me explicó emocionado como un niño y con toda clase de detalles, cosas tales como: gráficos de línea, de barras, velas japonesas, medias móviles, las bandas de Bollinger, canales, líneas de tendencia, indicadores, osciladores, soportes y resistencias, etc.

Si me hubiese hablado en vietnamita lo hubiera entendido mejor...

Mi padre siempre fue un emprendedor, en su última aventura empresarial puso toda la carne en el asador, se lo jugó todo a una carta y la cosa salió mal. Fue una mala época para toda la familia.

Todavía no sé, a día de hoy qué fue lo que lo empujó a introducirse en el mundo del Trading. Posiblemente fuera atraído por el dulce canto de sirenas que esta actividad emana; dinero rápido, inversión inicial mínima y sin necesidad de dedicarle mucho tiempo.

Quizá fuera por ese motivo, también puede ser que lo hiciese por necesidad. Al fin y al cabo en un país como España, ¿Quién contrataría a una persona bien entrada en sus cincuenta habiendo sido un autónomo toda su vida? Pues eso, nadie.

Ese fue mi primer contacto con el Trading, para ser sincero al principio no le presté demasiada atención. No vi las increíbles posibilidades que escondía…

Mi padre intentó de mil maneras despertar mi curiosidad hacia esta actividad. No le hice caso, no me creí nada. Mis respuestas fueron siempre las mismas… Es muy aburrido, no me apetece, he quedado para salir, no tengo tiempo, estoy cansado…

Mi padre nunca perdió la fe, cosa que yo nunca tuve.

Un mal día mi padre falleció. Sus últimos años los dedicó a realizar Trading intradía, lo que le supuso perder el matrimonio y prácticamente todo su capital.

La muerte de mi padre lo cambia todo

Ese momento supuso un punto de inflexión en mi vida. Dicen que las personas solo cambian por inspiración o por la desesperación al enfrentar una situación traumática, esa fue la mía. Me juré a mí mismo que acabaría lo que él empezó. Me prometí que lo haría costase lo que costase...

El día que recibí la parte de herencia que me correspondió, lo tuve claro, estaba decidido. Honraría la memoria de mi padre, iba a recuperar lo que el mercado le había robado.

Perdí hasta el último euro…

-¿Qué hago ahora?
-¿Cómo lo hago?
-¿Hacia dónde voy?
-¿Quién me puede ayudar?
-¿Qué quiero hacer con mi vida?

La respuesta que encontré a estas preguntas fue lo que me llevó emprender un viaje que todavía hoy perdura…

La chispa que enciende la hoguera del cambio puede saltar en cualquier momento. Una situación desesperada podría conseguirlo, un libro, escuchar un discurso inspirador, el diálogo de una película, la lírica de una canción, conversar con un amigo…

En mi caso fueron dos los motivos, el primero ya lo he mencionado, el segundo fue un libro. Sinceramente, en muchas ocasiones pienso que los libros me han salvado la vida, creo también que son uno de los mejores modos de aprender algo.

Si miro hacia atrás y aun a riesgo de poder parecer exagerado pienso que la muerte de mi padre salvó la mía, mi vida adquirió significado y tuve desde ese momento un propósito, algo por lo que luchar.

Me dediqué en cuerpo y alma al objetivo que me había marcado, realicé un verdadero cambio de vida. Dio comienzo una lucha sin cuartel contra el reloj, algo había cambiado dentro de mí, ya no era la misma persona y tenía que recuperar el tiempo perdido.

Eliminé de mi alrededor todo lo que me podía distraer o hacerme perder el tiempo (incluidas personas tóxicas) muchas de ellas ni siquiera se percataron de que los borré de mi agenda y ha pasado ya más de una década…

Encuentro la serenidad rodeado de libros

Comencé una búsqueda de conocimiento que me llevó a devorar centenares de libros, entre tanto amplié mi formación en diversos campos; Asesoramiento Financiero, Gestión de Inversiones, Finanzas Personales

A un curso le siguió otro, una certificación tras de otra. Miles de horas, mi hambre era insaciable…

Master en análisis técnico, gestión de carteras y Day Trading, Master en banca, bolsa y mercados financieros, Asesor Financiero €uropeo (€FA), Analista Técnico de mercados financieros (CFTe), Gestor de Patrimonios e Investment Manager certificado por el Chartered Institute for Securities & Investment...

Si echo la vista atrás, y mirándolo con perspectiva, creo que intenté suplir la falta de mi padre. Hacer Trading, leer y estudiar fue lo único que me trajo algo de consuelo.

Logrando el objetivo

Después de mucho esfuerzo y de aprender de los errores cometidos que me llevaron al borde de la quiebra financiera en un par de ocasiones, empecé a recoger los frutos.

Los resultados en el Trading me acompañaban, estaba consiguiendo los objetivos, el sueño se estaba haciendo realidad.

Mucho ha llovido ya desde entonces, la frustración y la rabia de aquellos días han dejado paso a la satisfacción y la paz.

He podido conseguir todo aquello que me juré que haría y todo el dolor y el esfuerzo me han ayudado a convertirme en la persona que soy ahora mismo. Cada día, cada hora, cada minuto, cada segundo del camino han valido la pena…

Y, ¿ahora qué?

Siempre que consigues alcanzar un objetivo importante viene una con él una sensación de victoria y realización, lo triste es que esta no tarda mucho en evaporarse.

Yo había decidido cargar con la mochila que mi padre dejo al morir... Una vez que logré llegar a la meta, un vacío existencial vino a visitarme… ¿Ahora qué?

A lo largo de todos estos años he ido adquiriendo una serie de conocimientos y habilidades que van más allá del asesoramiento financiero, la gestión de las finanzas personales, el Trading y la operativa en el mercado bursátil.

Decidí que podría ser útil, aportar valor transmitiendo dichos conocimientos. Ayudar a la gente que estuviera interesada en conseguir poner en orden sus finanzas, aumentar el ahorro, salir de las deudas e invertir con eficacia.

Materias que por desgracia no se imparten en las escuelas, ni siquiera en las universidades... Al sistema establecido no le interesa que la población cuestione el “Status Quo”, industrias de miles de millones se encargan de que este tipo de conocimientos no se propaguen.

He dedicado los últimos años de mi vida a formar personas, me he dado cuenta que me apasiona la docencia. No hay una sensación más especial que la que sientes cuando alguien te dice a los ojos que por haberte conocido su vida ha cambiado a mejor.

Mi Misión

Mi objetivo es grande, pero al igual que establecí el primero al morir mi padre y quemé todas la naves, voy a dar lo mejor de mí para lograr este.

Voy hacer que la educación financiera llegue a la mayor cantidad posible de personas.

Quiero ayudar a crear una legión de Samuráis Financieros, gente preparada para ganar la partida al juego del dinero, a navegar por las crisis con timón firme sin desviarse del rumbo, personas capaces de educar a sus hijos como yo hago con la mía, para que puedan ser libres financieramente, salirse de la manada, del sistema establecido...

Esa es mi misión.

Espero que este blog te guste y que la información que te presento sea útil para ti y te permita avanzar en la consecución de tus objetivos financieros. 🙂

Si quieres contactar conmigo no dudes en hacerlo a través del formulario de contacto o a través de las redes sociales: Facebook, LinkedInTwitter o Google+

Todas las dudas, comentarios o sugerencias son bienvenidos.

Saludos.

David

P.D. Si te gusto lo que leíste suscríbete para no perderte las nuevas publicaciones, y llevate gratis la guía Samurái Financiero para poner en orden tu economía y empezar a conseguir tus metas financieras.

Déjame tus datos y te daré acceso inmediato a mi Guía Gratuita

Tu primer paso hacia la Libertad Financiera