fbpx
hucha de cerdito para ahorrar y mejorar las finanzas personales

categoría

Finanzas Personales

¡Hola Bienvenido a la categoría de Finanzas Personales! Aquí encontrarás una guía sobre cómo puedes mejorar tus Finanzas Personales. Además encontrarás muchos artículos que te ayudarán es esta misión.


El método más sencillo para mejorar las finanzas personales

Mucha gente me pregunta: ¿cómo puedo mejorar mis finanzas personales? Eso mismo te voy a explicar, así que vamos al lío…

Antes de continuar te voy a hacer una serie de preguntas…

Si respondes que sí a una o más, estás en problemas y vas a necesitar crear e implementar (cuanto antes mejor) un plan para mejorar tu economía y con ella tus finanzas personales:

  • ¿Estás cansad@ de cambiar tu tiempo por unas míseras monedas?
  • ¿Quedan muchos días del mes todavía cuando se te acaba el dinero?
  • ¿Vives a una nómina de la bancarrota?
  • ¿Se te escapa el dinero de las manos como si fuera agua?
  • ¿Te es imposible ahorrar?
  • ¿No has invertido nada en los últimos meses u años?

Aunque no sirva de consuelo, el 90% de la población está en tu misma situación.

La cuestión es sencilla, si quieres pertenecer al grupo del 10%  (para los que el dinero no supone un problema) tienes que realizar una serie de cambios que te ayuden a desarrollar hábitos financieros saludables.

Hacer esto, más que cualquier otra cosa es lo que te permitirá dar un giro de 360 grados a tu situación económica financiera actual.

Aviso para navegantes, el simple hecho de querer mejorar tus finanzas personales no implica que los cambios se vayan a dar por arte de magia… Hay que subirse las mangas y ponerse manos a la obra.

No me voy a extender, no quiero que te desmoralices incluso antes de empezar...

Simplemente te daré una serie de recomendaciones que puedes empezar a poner en práctica desde hoy mismo...

Si lo haces, no tardarás en ver los resultados, esto te proporcionará la motivación necesaria para establecer metas financieras más importantes.

Sigue leyendo la guía un poco más abajo.

empieza aquí

Guías sobre Finanzas Personales

Artículos destacados

Finanzas Personales











Las Reglas Importantes De Las Finanzas Personales

Si has leído un poco sobre finanzas personales, notarás que existen ciertas reglas que debes cumplir para poder llegar al objetivo planteado. Algunas son más influyentes o importantes que otras, si quieres darle una escala de importancia, y a esas nos vamos a referir a continuación.

Son reglas tan simples, pero tan importantes, que si no se cumplen, no tendrás el éxito esperado. Tus finanzas no despegarán y la libertad financiera anhelada nunca llegará. Así de trágico.

Por ello, es importante que pongas especial atención. Comencemos.

Regla #1: Ahorro

El ahorro es un pilar fundamental para las finanzas. Es una regla que debes cumplir sí o sí. Sabemos que para muchos es difícil de hacer, pero esto pasa más por implementar mal el método de ahorro, que por el ahorro en sí.

Si eres de los que no le alcanza para ahorrar, te tenemos un método. Si tu gasto ya lo igualaste a tu entrada, prueba disminuyendo el gasto, y esta disminución, ahorrarla.

Para esto, debes identificar cada euro gastado al mes, y actuar sobre esos gastos “superfluos” o “innecesarios” que hayas podido detectar. Que puedas disminuir un 10% de tus gastos es un buen inicio.

A este método súmale el siguiente. Lo que destines para ahorrar de tu sueldo, hazlo comenzando el mes. Abre otra cuenta para tus ahorros, y automatiza una transferencia equivalente al 10% de tu entrada, al día siguiente de la fecha de tu abono. Y olvídate de ese dinero. No cuentes con él.

Luego, puedes disponer del otro 90% de tu sueldo para tus gastos y pagos de deuda. A esto se le conoce en algunos sitios como “Pagarse uno mismo”. Imagina que es otro pago más que debes hacer y que no puede faltar.

Este pago lo colocas al principio del mes, porque es mucho más fácil ahorrarlo de esa manera, que ahorrarlo después de cumplir con tus gastos mensuales. Es casi imposible ahorrar de esa manera, mentalmente sabes que ese dinero está allí, disponible, y lo gastarás.

Lo mejor es apartarlo y transferirlo comenzando el mes, y adaptas tus gastos al 90% de tu entrada restante. Ten cuidado, para que esto funcione, debes seguir los siguientes consejos:

  • No eches un vistazo a tus ahorros. No cuentes con ellos para los gastos. Olvídate de ellos.
  • Si tienes algún gasto de emergencia, puedes usarlos, pero debes pagarlos. Imagina que es un préstamo y debes pagarlo lo más rápido posible.
  • Te hemos dado como referencia, un 10% de ahorro, pero realmente esto debe ser acorde a tu situación. Puedes comenzar con un porcentaje más pequeño, mientras sales de algunas deudas, pero debes empezar por algo. No te la pongas tan difícil para que no desfallezcas en el intento.
  • No uses tu tarjeta de crédito. Realmente no estás haciendo nada si sigues endeudándote. La idea es que ahorres, pagues tus deudas y no te endeudes más.

Al principio sabemos que puede ser difícil, pero luego te adaptarás y te dejará de pesar. Si haces del ahorro un hábito, la siguiente regla te será mucho más fácil cumplirla.

Regla #2: Fondo de Emergencia

Ya comenzaste a ahorrar, pero esa cantidad de ahorro debe tener un objetivo, una meta. Y la primera meta que debes ponerte es crear un fondo de emergencia.

Los fondos de emergencia realmente son muy pocos usados por la mayoría de las personas. Casi todos viven sus vidas sin considerarlo, y a la hora de una emergencia, optan por un préstamo o un crédito.

Pero un fondo de emergencia te dará cierta libertad de movimiento y evitará que te endeudes. Tus finanzas serán más sanas con un fondo de emergencia disponible.

Muchos expertos estiman que un fondo de emergencia debe ser equivalente a un año de tu salario. Esto nos parece un tanto exagerado, pero si tienes suficiente poder de ahorro, no está mal que lo hagas.

Puedes iniciar con un fondo de emergencia equivalente a 3 o 5 meses de tu salario, mientras te adaptas a tu sistema de ahorro. Luego, cuando ya sea un hábito, puedes llevar tu fondo de emergencias a 10 meses o un año de tu salario.

El fondo de emergencia, debes respetarlo y usarlo para lo que realmente es: PARA EMERGENCIAS. Algún gasto extra por motivos médicos, accidentes, problemas con el coche, cualquier gasto extra que no puede esperar al siguiente mes y no tenías presupuestado.

Lo que gastes del fondo de emergencias, debes reponerlo a la brevedad posible. Los fondos de emergencia puedes tenerlos en cualquier instrumento de inversión, que se caracterice por su alta liquidez, para que puedas disponer de ellos de forma inmediata.

Pero no debes colocarlos donde exista mayor riesgo. Recuerda, son fondos de emergencia que necesitas tener disponibles en caso de alguna eventualidad.

Regla # 3: Inversión

Teniendo ya una capacidad de ahorro estable, y un buen fondo de emergencia, puedes comenzar a invertir. Las inversiones que pienses hacer, deben ser acorde a tu perfil de inversor. Una recomendación que te podemos dar, es que pienses a largo plazo.

Las inversiones a largo plazo son mucho más rentables y seguras, si las comparas con inversiones a corto plazo. Esto se debe a que el interés compuesto te ayudará a crear riqueza de forma exponencial a medida que pasa el tiempo.

Además, te beneficiarás del crecimiento propio del activo en ese largo periodo de tiempo. Según tu perfil y tu periodo de inversión, podrás invertir en fondos en euros, acciones, apoyos inmobiliarios, etc.

Lo importante es que tu inversión se haga consecuentemente mes a mes. Cuando hablamos de inversión a largo plazo, estamos hablando de lapsos de tiempo de 15 años o más.

Regla #4: Control de gastos

El control de gastos debe estar presente desde que iniciaste el proceso. Recuerdas que lo controlaste para comenzar con ese 10% en tus inicios. Sin embargo, no te puedes quedar en ese porcentaje sin intentar mejorarlo.

Cada mes, puedes perfeccionar el método y reducir los gastos. Pero en ningún momento te hablamos de que te prohíbas cosas. Solo trata de gastar menos, en todo.

Aprovecha ofertas, promociones, compra artículos de calidad, basados en su durabilidad y utilízalos hasta el final. Haz reparaciones y evita los recambios, usa la energía de forma moderada en tu casa, en fin, existe una gran cantidad de cosas que puedes hacer para controlar gastos.

Estos gastos que ya no estás haciendo, identifícalos e ingrésalos a tu fondo de inversiones o fondo de emergencia, dependiendo del punto en que te ubiques en el proceso.

Lo ideal es que el porcentaje inicial de 10% de ahorro, lo puedas llevar a un 20 o 30% de tu entrada mensual. Así, podrás llegar a tu objetivo financiero mucho más rápido.

Otro punto importante para el control de tus gastos, es que no hagas compras que realmente no necesitas. Puede ser que te llame la atención un producto, y que además tenga un precio bastante asequible, pero si realmente no lo necesitas, terminará siendo una carga para tus gastos y ocupará espacio en tu sótano.

Identifica realmente tus necesidades y compra en consecuencia. Las compras que hagas, debes basarlas en calidad y durabilidad, más que en precio y presentación. La durabilidad hará que el precio inicial se diluya con el tiempo.

Regla #5: Cero Deudas

Realmente no valdrá todo el esfuerzo que has hecho para sanear tus finanzas, si no dejas de endeudarte. Sobre todo con las deudas de consumo, como las tarjetas de crédito. Este tipo de deudas no te ayudan en nada, incluso son las más caras de pagar, con los intereses más altos.

Este tipo de deudas es diferente, por ejemplo, al crédito hipotecario. Por lo general los créditos hipotecarios tienen tasas bajas, además de que te dan una gran cantidad de años para realizar el pago. Y terminas adquiriendo un bien, un activo, que formará parte de tu patrimonio.

Y si realizas pagos adelantados y pagas tu casa en menos tiempo, existirán reembolsos de deuda que puedes agregar a tus ahorros. Por ello, lo ideal es que dejes de endeudarte, y además pagues tus deudas lo más rápido posible.

Endeudarse para adquirir un bien o un activo que aumente su valor, es la única deuda que podemos considerar, siempre que las cuotas de pago no desbalanceen tu presupuesto. Al final, al terminar de pagar, tendrás un activo de mayor valor del que pagaste.

Y este activo formará parte de tu patrimonio personal.

En Resumen

Si bien es cierto que el mundo de las finanzas no es tan sencillo como se quisiera, tampoco se necesitan conocimientos avanzados para lograr unas buenas finanzas personales.

Con capacidad de ahorro, control de gastos, control de deudas, un fondo de emergencia disponible y una inversión consecuente, tus finanzas mejorarán y tu situación financiera se armonizará.

Esto no se logra de la noche a la mañana, y tampoco debes ponerte metas exigentes. Con que logres pequeños objetivos de forma continua, notarás un gran cambio a mediano plazo.

Y sobre todo, disfruta cada paso pensando en ese objetivo final, tu libertad financiera.

Resumiendo... saber administrar eficazmente cada euro que pase por tus manos.

Paso a paso para mejorar tus finanzas personales

Conócete a ti mismo

¿Eres una persona metódica? ¿Podrías seguir un plan sencillo de administración el dinero? ¿Podrías hacerlo con estrategias económicas complejas? ¿Eres un comprador compulsivo? ¿Tu carácter es tranquilo o más bien impaciente?

Conocerte a ti mismo es lo más importante a la hora de crear un plan para mejorar tus finanzas personales, pues no todo le funciona igual a todas las personas.

Controla tu flujo de efectivo

Esto es la base de las finanzas personales… Si no sabes de dónde viene y adónde va a parar cada céntimo que entra en tu vida, no llegarás nunca al oasis (llámese también Libertad Financiera) a no ser que te toque la lotería, o pegues algún pelotazo tipo startup…

De cualquier modo, por mucho que multipliques tus ingresos, si no llevas tus cuentas al día, más pronto que tarde tu economía se resentirá.  ¿Qué te hace pensar que podrás controlar una fortuna si no eres capaz de hacerlo con un salario?

Desarrolla el hábito del ahorro

No importa lo que hayas estado haciendo hasta ahora… Empieza ahorrar desde ya.

—Pero, sino llego no a fin de mes…

—Exclamas… Te lo digo fácil, ahorra primero y gasta después.

Sin ahorro no hay inversión, y sin esta última siempre serás un esclavo del sistema.

Entiéndeme, nadie te va a pegar con un látigo, pero no serás el dueño y señor de tu tiempo… Siempre habrá alguien que te diga cuándo empezar a trabajar, cuando tomarte un descanso, irte de vacaciones o jubilarte.

Vas cogiendo la idea, ¿no?

¿Destruyes o creas riqueza?

El dinero solo puede gastarse o invertirse… Tú mismo.

Olvida los pronósticos económicos y céntrate en tu plan

Los economistas realizan sus pronósticos basándose en datos pasados… Moraleja, nadie sabe lo que pasará en el futuro. Lo que si te puedes creer es; si creas e implementas un plan para mejorar tus finanzas personales estarás en mejor situación que si no lo haces.

Cómo mejorar mis finanzas personales

Para mejorar tus finanzas personales el enfoque y la constancia son claves. Veamos qué es lo que tienes que hacer para empezar:  

Evalúa tu situación financiera

Para comenzar es importante realizar un estudio de su situación financiera actual. ¿Cómo? Elaborando un estado financiero personal.

Crea un Fondo de Emergencia

En otro post te explico por qué es tan importante que tengas un fondo de emergencias.

Establece prioridades

Determina qué es lo verdaderamente necesitas (objetos, personas, espacios) en tu nueva aventura hacia unas mejores finanzas personales.

Mi consejo es que aligeres lo máximo que puedas, te sorprendería saber la cantidad de dinero que puedes conseguir vendiendo aquellas cosas que ya no usas o necesitas (por no hablar del espacio)… Hay muchos sitios: EbayWallapopVibbo, etc.

Por otro lado, no olvides que eres la media de las personas con las que pasas la mayor parte del tiempo. En otras palabras si te pasas la vida con los patos no esperes volar con las águilas.

Moraleja, una buena limpieza de agenda y contactos puede significar la diferencia entre riqueza y pobreza.

Elabora tu plan de acción para atacar tus deudas

Elabora y pon en marcha un plan para salir de deudas. Estas, sobre todo las malas (consumo) son un agujero negro que se traga el dinero, destrozando de ese modo cualquier posibilidad de mejorar tu economía.

¿Y ahora qué?

Una de las mejores formas de aprender sobre cualquier cosa son los libros.

Si te interesa puedes pegarle un vistazo a la lista de los que considero los mejores libros sobre finanzas personales.

Otro método interesante es realizar alguna de las formaciones online sobre finanzas personales que puedes encontrar en la red, todo ello desde la comodidad de tu hogar, con horarios completamente flexibles y siempre a tu disposición.

Si eres una de esas personas que va directo al grano y no tienes tiempo para el método de prueba y error, considera contratar los servicios de un Money Trainer o Asesor Financiero (como quieras llamarlo), si es así, te puedo ayudar.

Conclusión 

Crear, establecer e implementar un plan con el objetivo de mejorar tus finanzas personales es lo mínimo que tienes que hacer para empezar mejorar tu economía.

Ahora ya sabes por dónde empezar, tienes una guía a seguir, la pelota está en tu tejado...

Si no pasas a la acción es fácil pronosticar dónde te encontrarás en cinco años, (en el mismo lugar que estás ahora, o incluso peor).

Si quieres lograr el éxito financiero, no solo eso, si quieres vivir sin la agonía de ser un esclavo del dinero (dicho de otro modo, la falta de este) tienes que coger los mandos, tomar el control y responsabilizarte de tu futuro bienestar económico, nadie más lo hará.

David L.

About

David L.  Asesor Financiero e Investment Manager

David es un apasionado del mar y la cocina. Lector empedernido, autodidacta y emprendedor...

Experto en Educación Financiera, Finanzas Personales, Crowdlending e Inversiones bursátiles y alternativas. Con una dilatada experiencia ayudando a personas como tú en el camino hacia la Independencia Financiera.

Master en análisis técnico y gestión de carteras, Master en banca, bolsa y mercados financieros, Asesor Financiero Europeo (EFA), Analista Técnico de mercados financieros (CFTe), Gestor de Patrimonios e Investment Manager (CISI).

Es autor de "Frases, Camino y Destino" y de la saga "Escuela de Traders".