fbpx

8 Metas financieras que debes establecer para conseguir más IF

David L.

Establecer objetivos financieros eficazmente es una habilidad necesaria para conseguir que tus finanzas personales estén saneadas y, gracias a esto, alcanzar el éxito económico.

En primer lugar, todas las personas exitosas están intensamente orientadas hacia los objetivos, hacia la consecución de estos.

Los que triunfan en este mundo establecen metas y trabajan día tras día hasta que logran conseguirlas.

Por eso, es importante aprender a establecer los objetivos correctos y un riesgo muy grande no hacerlo.

¿Qué son los objetivos financieros personales?

Los objetivos financieros personales son aquellos que te ayudan a conseguir tus metas personales y te guían para tomar decisiones financieras acordes a tus aspiraciones.

Nota: Tener más dinero no puede ser el contenido principal de un meta financiera. Al fina y al cabo, el dinero es solo un medio para conseguir otras cosas más importantes, otros recursos... Por ejemplo, te permite disponer de más tiempo, libertad, etc.

¿Cómo establecer metas financieras?

Sin un plan claro y conciso, somos como un barco sin rumbo… Si no disponemos de un plan financiero, con su punto de partida y de llegada, será muy difícil que consigamos resultados. Naufragaremos mes a mes en un mar de problemas financieros.

Tener objetivos en línea con nuestros valores, nos motiva, inspira más confianza en nosotros mismos, desarrolla nuestras competencias y hace que nos convirtamos en personas más positivas.

punto clave para establecer objetivos financieros

Punto Clave

Un objetivo ha de ser concreto, alcanzable y delimitado en el tiempo.

Establecer y lograr metas financieras es una habilidad más, y como tal, se puede aprender.

Para que los objetivos contribuyan a mejorar tu situación financiera y a su sostenibilidad, debes seguir los siguientes pasos para formularlos correctamente.

Los diferentes tipos de objetivos deben ser:

personales

Personales

Depende de ti alcanzarlos o no.

factibles

Factibles

Cualquiera de los objetivos que establezcas, debería ser posible conseguirlo en un período de tiempo limitado. Por ejemplo: Perder 10 kilos en dos años.

específicos

Específicos

Debes establecer exactamente cuánto quieres ganar y cuándo lo conseguirás (cantidad y plazo). ¿Serán objetivos a corto, mediano o largo plazo?

medibles

Medibles

Todo objetivo debe tener una métrica para medir el resultado... ¿Lo has conseguido todo, una parte?

centrados en resultados

Centrados en resultados

Céntrate en los resultados, si las acciones que implementas no te permiten lograr tu objetivo, hazlo de otra manera, cambia de estrategia.

limitados en el tiempo

Limitados en el tiempo

Con un plazo límite. ¿Qué día, mes o año quieres alcanzar el resultado? ¿Son para el corto, largo o mediando plazo?

En algún libro una vez leí:

“Los problemas son lo que vemos cuando dejamos de mirar hacia nuestras metas”

Earl Nightingale escribió en cierta ocasión:

“El verdadero éxito y la felicidad sólo los encontramos cuando vamos paso a paso caminando hacia un ideal o propósito importante que nos hayamos marcado”

Ejemplos de objetivos financieros personales

Algunos ejemplos de objetivos financieros a medio y largo plazo podrían ser:

  • Aumentar los ingresos
  • Crear un presupuesto personal
  • Controlar los gastos para llegar a fin de mes
  • Incrementar el ahorro
  • Reducir o eliminar la deuda de las tarjetas de crédito
  • Construir un patrimonio
  • Comprar una casa
  • Pagar la deuda de la hipoteca
  • Comprar un coche
  • Financiar el pago de la matrícula de la universidad de los hijos
  • Preparar la jubilación o proteger a la familia

Como has podido leer, existen diferentes tipos, estos son solo un pequeño ejemplo de objetivos financieros a corto, largo y medio plazo.

¿Por qué es importante establecer metas?

Con un objetivo específico y bien definido (visión), conseguirás más en el corto, mediano plazo que la mayoría de la gente en toda una vida.

Tenerlo genera "momentum", ganas de levantarte al caer, de enfocarte en la solución, de hacer la tarea necesaria, de seguir avanzando hasta que lo hayas conseguido.

El poder de estos es tal que hará que podamos soportar todos los malos momentos, fracasos temporales, noches sin dormir, pérdidas patrimoniales y sentimentales.

En otras palabras, el invierno de la vida, y tan seguro como que después de la noche viene el día, el invierno nos visitará mientras recorramos el camino.

Uno de los hallazgos más importantes de la humanidad ha  sido el descubrir que nuestro pensamiento tiene una influencia directa sobre nuestra realidad.

“Nos convertimos en aquello en lo que pensamos la mayor parte del tiempo”

Este concepto es la piedra filosofal de la fijación de objetivos financieros o de cualquier otra índole. Si puedes soñar con ello, si lo puedes ver, puedes conseguirlo.

Siendo así de fácil, ¿cómo es que todavía hay personas que no utilizan la fijación de metas para mejorar y conseguir todo aquello que desean?

¿Por qué la gente no se marca metas financieras?

Resumidamente, por cuatro motivos:

  • Piensan que no son importantes.
  • No saben cómo hacerlo.
  • Temen al fracaso y al rechazo.
  • Les preocupa el qué dirán.

La mayoría desconoce su poder. Es comprensible, porque no es algo que se estudie en las escuelas, ni siquiera en las universidades.

Solo tenemos que echar un vistazo a nuestro entorno… ¿Cuántas de las personas que conocemos hablan sobre ellas?, de cómo establecerlas o cómo conseguirlas.

Por desgracia, casi nadie lo hace. La gente dice siempre tener propósitos, cuando en realidad lo que tienen es una serie de deseos vagos e inconclusos, tales como: necesita ahorrar, me gustaría ser feliz, quiero ser rico y disfrutar de una buena salud.

Por lo general, lo que todo el mundo anhela…

Los otros dos motivos por los que la gente no establece propósitos y lucha por conseguirlos son muy particulares de este país:

  • Miedo al fracaso.
  • Temor al rechazo.

En España, donde la envidia y la crítica constituyen el deporte nacional, hay que ser una persona muy decidida para sobreponerse a estos factores.

El problema es que no existe otro modo de alcanzar lo que deseamos. Seguro que encontraremos obstáculos y tropezaremos muchas veces, pero estos fracasos temporales no son ni más ni menos que los escalones que conducen al éxito.

Con respecto al qué dirán, ¿qué importancia tiene lo que digan?

Los que no están haciendo algo no deberían molestar a los que sí están realizando las acciones necesarias. Cada cual debe hacer lo que le concierne, no lo que la gente cree.

Tenemos que seguir nuestro camino. Así que hay que salir ahí fuera, decidir lo que deseamos, crear nuestro mapa, establecer nuestras prioridades, determinar el precio que tendremos que pagar y ponernos a trabajar.

¿Cómo establecer objetivos financieros?

La forma más rápida de fijar los objetivos financieros con eficacia, tenemos que grabarlos a fuego en nuestro subconsciente. 

Este no trabaja con este tipo de deseos, solo obedece órdenes. Esto implica que dichos comandos deban ser formulados en primera persona, en positivo, con fechas y datos exactos.

Ese objetivo financiero debe parecerse o seguir los siguientes ejemplos (el estilo):

  • Yo estoy ganando 1000 € de media al mes con mis inversiones en Mayo de 2019.
  • Vivo en un loft en la playa con piscina y gimnasio, en Enero de 2021.
  • He ganado 80000 euros netos en el año 2020.
  • Yo gano todos los meses 1000€ con la venta de libros, en Octubre de 2020.
  • Consigo ahorrar el 50% de todos mis ingresos en el 2021.
  • Invierto todos los meses el 60% de todas las cantidades que ahorro – Marzo 2020.
  • He creado 10 activos en el año 2022 que me generan 1000 euros de ingresos pasivos al mes.
  • He invertido todos lo meses 1000€ en un fondo de inversión de Renta Fija en el año 2022.
  • He realizado un viaje alrededor del mundo en Noviembre de 2025. 

Otro concepto importante es que debemos ser sinceros con nosotros mismos.

Por tanto, si nuestra meta es conseguir un millón de euros, pero no tenemos un euro ni tampoco estamos trabajando o desarrollando actividad alguna, no es muy inteligente marcarlo como uno de nuestros objetivos a corto plazo.

Afirmaciones como esta son contraproducentes y podrían perjudicar más que beneficiar.

“Las metas tienen que estar altas, pero no tanto que no podamos alcanzarlas”

Con el tiempo y la práctica podremos ir subiendo el listón cada vez más…

8 tipos de objetivos financieros para lograr la Independencia Económica

controla tu presupuesto

1- Controla tu presupuesto

Fácil, si no sabes en qué te gastas tus ingresos, será difícil llegar a conseguir otras metas financieras. 

Tienes que tener una estrategia que te permita llevar un control de tus ingresos y gastos.


paga todos tus préstamos o facturas a tiempo

2- Paga todos tus préstamos y facturas a tiempo

Un pequeño agujero hunde un barco... Lleva tus pagos al día, de esa forma evitarás pagar multas e intereses de demora.


objetivo financiero de ahorro

3- Comienza a ahorrar la mayor cantidad posible de tus ingresos

Sin ahorro no hay inversión, sin inversión no hay rentabilidad, y sin rentabilidad no hay libertad financiera.

El ahorro debe ser uno de los pilares de tu plan o estrategia financiera. En la vida pasan cosas, puedes tener un accidente con el coche, perder tu empleo, etc.

Si no tienes un fondo de emergencia, puedes destrozar tu presupuesto mensual y reventar tu economía, pues tendrás que pedir un préstamo personal, o peor aún, usar una tarjeta de crédito para salir del problema. 


Incrementa tus ingresos

4- Incrementa tus ingresos

Si incrementas tus ingresos, podrás ahorrar e invertir más... De esta manera puedes lograr tus objetivos financieros en un plazo menor.

Una manera rápida de ganar más dinero, es pedir un aumento de sueldo... Sino te lo dan, busca otro trabajo. También puedes hacer horas extra, o empezar un negocio en tus ratos libres... No lo sé, piensa.


controlar los gastos hormiga

5- Controla los gastos hormiga

Los gastos hormiga son pequeñas sumas de dinero que gastamos en placeres cotidianos o en cosas que no utilizamos.

La principal manera de distinguirlos, es determinar qué compras son necesarias y cuáles son caprichos...


comienza a invertir

6- Comienza a invertir

Cuanto antes mejor... El mejor momento para empezar a invertir fue ayer, el segundo mejor momento es hoy. 

Haz que tu dinero trabaje para ti día y noche, exprime toda la rentabilidad que puedas y aprovecha el efecto del interés compuesto.


aprende sobre gestión financiera

7- Aprende sobre gestión financiera

Si no controlas tu dinero, él siempre te controlará a ti. Si quieres lograr la libertad económica, es vital que aprendas a gestionar tu presupuesto familiar y tus finanzas domésticas. 

Qué porcentaje de tus ingresos vas a destinar al pago de la alimentación, ocio, alquiler o hipoteca, otras facturas... 

¿Cuántas cuentas bancarias necesitarás?, ¿cuántas de ahorro e inversión? ¿Qué harás para pagar menos comisiones y tener mejor servicio en tu cuenta bancaria principal?

Si no eres capaz de realizar una buena gestión cuando las cantidades son modestas, qué te hace pensar que lo harás mejor cuando tengas que gestionar millones de euros en diferentes cuentas.


planifica la jubilación

8- Planifica la jubilación

Los años pasan muy deprisa y sin darnos cuenta, todos nos hacemos mayores. No caigas en el error de pensar que todavía eres joven para preocuparte por cómo vivirás cuando ya no puedas trabajar. 

Ahorrar para la jubilación es uno de los objetivos financieros a largo plazo más importante que puedes marcarte.

Para sacarle a tus ahorros la rentabilidad que necesitas, la cual te permita vivir una vejez cómoda, existen diferentes productos financieros.

Por ejemplo; cuenta de ahorro, plan de pensiones privado, Pias, roboadvisors, fondos de inversión, Etfs...

Conclusión

Resumiendo, conocer cómo establecer las metas financieras, o de cualquier tipo es una de las habilidades más importantes que tienes que desarrollar. Porque en ella se esconde la semilla de tu futuro éxito económico.

En este artículo has visto los conceptos básicos y algunos ejemplos de objetivos financieros a corto, medio y largo plazo... También has descubierto el método de establecer objetivos financieros que yo mismo uso.

Ahora ya conoces la ruta y los siguientes pasos que tienes que dar, ponte manos a la obra y crea tu plan de acción, te aseguro que es la mejor inversión que puedes realizar (al menos en tiempo), vale la pena el esfuerzo... 

Recuerda, para lograr tus metas financieras el primer paso es establecerlas.

Si necesitas ayuda profesional ponte en contacto conmigo.

Saludos.

David L

Si crees que este post puede ayudar a alguien, te invito a que lo compartas.

¡Compartir es vivir!



Deja tu comentario 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Buenos dias David, excelente post. Gracias por compartir estos temas tan importantes para nuestra formacion en educacion financiera.
    Exitos y bendiciones.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}