Cómo subir de nivel en Educación Financiera

educación financiera

En la actualidad, poca gente tiene la educación financiera necesaria para gestionar sus finanzas de un modo eficiente. No lo digo yo...

Según estudios realizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en distintos países demuestran que solo una pequeña minoría sabe gestionar correctamente su economía doméstica.

¿En qué grupo te encuentras? Déjame que te pregunte algo;

  • Alguna vez te has preguntado si estás administrando bien tus finanzas?
  • ¿Registras metódicamente todos tus ingresos y gastos?
  • ¿Ahorras una cantidad fija sobre todos tus ingresos?
  • ¿Inviertes una parte de tus ahorros para de ese modo hacer crecer tu dinero?


Si la respuesta a estas preguntas es si, estás por encima de la media en lo que a educación financiera se refiere, si es no, tienes trabajo por delante...


¿Qué es la educación financiera?

educación financiera

Si buscas el significado de “economía”, encontrarás una definición tan sencilla como “administración de una casa”.

Igualmente si ahondas en el significado de “finanzas” podrás encontrar que uno de sus significados es; “finiquitar, pagar y préstamo”. Por lo tanto, ambos términos se refieren a acciones muy comunes de nuestra día a día.

Así que, si es tan común ¿por qué la gente se toma este tipo de conocimiento tan a la ligera?

Si hay algo seguro en esta vida, es que vamos a tener que relacionarnos con el dinero, nos guste o no. Dicho esto, ¿no será mejor aprender cómo funciona el mundo del dinero? Seguro que sí.

Ya lo decía Jim Rohn, si tú no haces planes para mejorar todas la facetas de tu vida (incluido el plano económico), alguien lo hará por ti. Y sabes qué tienen pensado para ti, no mucho...

Si te encuentras en una situación financiera precaria, deja de echarle la culpa al gobierno, economía, sindicatos, inflación, impuestos, parientes, etc.

—Pero si estos no son los responsables… ¿Quién es entonces?

—Me preguntas contrariado…

Te lo digo con todo el cariño del mundo… El responsable eres TÚ, nadie puede adquirir educación financiera por ti.

Tu situación económica actual refleja las decisiones y las acciones que has tomado hasta ahora. Así de sencillo.

Lo bueno de todo es que si tú eres el responsable, también tienes el poder de cambiar las cosas. En tu mano está el adquirir un buen nivel de educación financiera, y de ese modo mejorar tus finanzas personales y con ellas, tu economía doméstica.

La verdad, no importa el ciclo económico por el que transitemos, o el partido político de turno que nos gobierne (ya más bien diría desgobierne, pero de esto hablaremos otro día).



¿Cómo puedo mejorar mi situación económica?

cómo puedo mejorar mi situación económica gracias a la educación financiera

Dos palabras: educación financiera.

Al igual que aprendemos a leer y escribir, es totalmente necesario aprender las leyes que rigen el mundo del dinero.

Si no lo haces, será muy difícil que llegues a disfrutar de cierta tranquilidad económica, y ni de coña sueñes en alcanzar la independencia financiera (a no ser que pienses que te va a tocar la lotería, o algo así… Sigue soñando).

Sigamos… Si todavía estás aquí es porque sabes que algo de razón tengo.

Veamos entonces alguno de los puntos clave, que según Robert Kiyosaki toda persona tendría que controlar para escapar de la carrera de la rata (trabajar en algo que la mayoría de las veces no nos hace felices, cobrar el sueldo, gastar el dinero y vuelta a empezar).

Claves para desarrollar la inteligencia financiera

Hay más, pero creo que con los siguientes conceptos, tienes más que de sobra… A fin de cuentas se trata de poner el turbo y subir varios niveles tus conocimientos sobre educación financiera, no de hacer un master en economía doméstica (que tampoco estaría mal).

Ahora sí, vamos con la lista:

  • Cómo ganar más dinero
  • Cómo proteger tu dinero
  • Cómo presupuestar tu dinero
  • Cómo invertir tu dinero
  • Cómo aumentar tu inteligencia financiera
cómo ganar más dinero gracias a la educación financiera

¿Cómo ganar más dinero?

Cualquier persona cuenta con la posibilidad de generar más ingresos. El camino más corto en este sentido es hacer horas extra, conseguir que te paguen más por cada hora trabajada o encontrar un segundo empleo.

Como ves, todo lo comentado se basa en vender nuestro tiempo, de ese modo podremos sobrevivir, pero no destacaremos especialmente en el plano económico. Es verdad que cuento más ganemos, más alto será nuestro nivel de inteligencia financiera, dicho esto, hay maneras y maneras.

Si puedo ganar dinero mientras duermo gracias a los ingresos pasivos, es mejor que tener que ir a recoger cebollas al campo, con todos mis respetos para los agricultores y agricultoras.

Todo en esta vida está relacionado, tu nivel de ingresos es el reflejo de tu nivel de desarrollo personal y filosofía de vida.

En conclusión, si quieres disfrutar de ingresos extraordinarios, tienes que hacer cosas extraordinarias.

cómo proteger el dinero

¿Cómo proteger el dinero?

¿Crees que una vez que consigas ingresos extraordinarios, se habrá acabado el juego? No amigo mío, acaba de empezar… De nada te servirá acumular riqueza si no sabes protegerla. El mundo en el que vivimos está pensado para despojarte de todo lo que tengas si no espabilas.

Si no te crees lo que te digo, solo tienes que ver lo que hacen los políticos, aparte de despilfarrar el dinero público, básicamente, crean o suben alguno de los impuestos existentes, siempre por supuesto para mantener el sistema del bienestar (bonita palabra, o era falacia).

Esto es solo un ejemplo, no estoy en contra de pagar impuestos, ni defiendo la evasión, abogo por la elusión… ¿Qué es esto? Simplemente organizar tus finanzas del modo más eficiente, para de ese modo pagar la menor cantidad de impuestos, todo dentro de la legalidad. Mola, ¿verdad?

La sociedad en la que vivimos necesita la solidaridad de todos los ciudadanos para seguir funcionando, lo que me enerva es el uso, perdón, mal uso que se hace del dinero que sale de nuestros bolsillos…

Si en vez de la clase política que nos toca sufrir (corrupción a mansalva en todos los partidos) los presupuestos del estado y la asignación de capital los llevara cualquiera de nuestras abuelas, estoy convencido de que pagaríamos menos impuestos y disfrutaríamos de una mejor calidad de vida. Por desgracia, no sé si lo veremos.

cómo presupuestar el dinero

¿Cómo presupuestar el dinero?

Todos conocemos a gente que gana cantidades ingentes de dinero, pero son capaces de gastarse eso y más… Por el contrario, también, conocemos a gente que gana mucho menos, y sin embargo alcanzan el éxito económico, incluso alguno de ellos consiguen ser libres financieramente hablando.

¿Por qué ocurre esto? Muy sencillo, educación financiera... El segundo grupo sabe presupuestar su dinero. Volviendo otra vez con las abuelitas, sabiamente decían, si usted gana cinco pesetas, no se puede gastar seis… ¡Que grande! No podría expresarlo de una manera más brillante.

cómo invertir el dinero con educación financiera

¿Cómo invertir el dinero?

Eres de los que aparca el dinero en el banco, confiando que tu asesor personal (o director de sucursal si tienes algo más de dinero) te ofrezca un buen producto bancario; depósito, plan de pensiones, fondo de inversión (por supuesto de la gestora del propio banco), espero que estés notando mi sarcasmo… 

Todo eso a cambio, en el mejor de los casos de una rentabilidad prácticamente nula (en muchas ocasiones acabas perdiendo dinero).

O eres el tipo de persona que se forma e invierte su dinero en productos financieros o no, con los que tener la oportunidad de conseguir rentabilidades mayores… Dicho de otro modo, pones tu dinero a trabajar del modo más efectivo posible.

inteligencia financiera

¿Cómo aumentar la inteligencia financiera?

Ya hemos visto antes que tú eres el único responsable de cómo esté tu cuenta bancaria… Por lo tanto, si no sabes cómo invertir, aprende. No seas el típico vago que confía su dinero a otras personas, con la esperanza de que podrán hacerlo mejor que tú, rara vez ocurre. Nadie se preocupará de tu dinero como tú.

Conclusión en dos palabras: educación financiera.

Y ahora, visto lo visto, seguro que te estás preguntando:

¿Cómo puedo mejorar mi nivel de educación financiera?

Un consejo, para disfrutar de una economía saneada no hace falta llevar el tema de la educación financiera a un nivel estratosférico, esto no va de convertirte en un economista…

Esto va de manejar bien los conceptos básicos. De hecho, todos deberíamos de conocerlos, pues ya desde jóvenes se nos tendría que haber preparado. La realidad, todos la conocemos, en muy pocas escuelas se le da la importancia necesaria, y en los hogares, por desgracia, este tipo de conocimiento brilla por su ausencia…

Dicho esto, mientras hay vida hay esperanza, aquí tienes unos cuantos tips que te ayudarán a empezar:

1- Adecuar los gastos a los ingresos

Viviendo en la generación de: “Lo quiero, me lo compro”, quizás te hayas acostumbrado a darle prioridad a cumplir tus caprichos y los créditos rápidos, préstamos y tarjetas de crédito estén echando humo.

Sin embargo, todo el monte no es orégano, y si no das un giro de 180 grados, pronto estarás de deudas hasta el cuello (no hay nada peor que esto para tu salud financiera).

En conclusión: Establece prioridades, elimina gastos innecesarios y nunca te gastes más de lo que ingreses, es más deberías de empezar a ahorrar como si no hubiera mañana, todo para poder invertir y ver tu dinero crecer.

Para esta misión, nada mejor que llevar un registro de tus ingresos y gastos.

2- Conocer el lenguaje financiero

Para saber qué vas a hacer, lo primero es entender bien de qué te están hablando. Términos como “dividendos”, “split”, "derivados financieros" o “portafolio” son básicos y necesarios.

La diferencia entre créditos y préstamos o el conocimiento de términos más específicos si deseas llegar a ser un inversor sofisticado.

3- Establecer objetivos financieros

Vivir el día a día sin destinar parte de tus ingresos a ninguna meta más allá de la subsistencia del momento, no es una filosofía muy inteligente.

Al igual que te planteas metas laborales (quieres un ascenso o especializarte en un área), es importante establecer metas financieras.

4- Presupuestar el dinero

Para poder cumplir tus metas financieras necesitas organización; calcular tus gastos y establecer prioridades. Deja un margen de ahorro de las ganancias obtenidas.

5- Invertir el dinero

Lo más probable es que te hayan inculcado el ahorro como mejor método de conservar dinero. Pero el ahorro per sé, no te ayudará demasiado…

Conceptos como la inflación o la pérdida de valor del dinero papel (que te lo digan los americanos) hacen que solo ahorrar signifique perder poder adquisitivo (tu dinero vale menos cada día que pasa).

Por ello lo más recomendable es adquirir activos, financieros, inmobiliarios o de otra índole, que por sus características generen flujo de efectivo y puedan revalorizarse con el tiempo.

6- Cuidado con las deudas

La deuda tiene el poder de arruinarte financieramente. Dicho esto, no toda la deuda es mala, la buena es aquella que alguien paga por ti…

Por ejemplo, imagina que compras un activo inmobiliario, lo alquilas y el inquilino te paga todos los meses, con el dinero que recibes le pagas al banco para saldar la deuda contraída.

Esto último no tiene nada que ver con endeudarte para pagar unas vacaciones, comprar una televisión, un coche, etc.

Como ves, no es tan complicado... Los conceptos más importantes de la educación financiera son sencillos; maneja adecuadamente tus ingresos y gastos, ahorra, invierte el excedente y no te metas en deudas malas.

¿Por qué es tan importante la educación financiera?

Plantearte el mundo como una dualidad donde unos tienen dinero y otros no, no sirve de mucho para cambiar o mejorar tu condición de vida.

Todo el mundo tiene problemas financieros; de hecho a mayores activos, mayores problemas (siempre voy a preferir tener los problemas asociados a la riqueza en vez de a la pobreza), ¿qué diferencia entonces a aquellos que consiguen el éxito económico de los que no?

Su agilidad financiera, la educación financiera no se trata de memorizar reglas o fórmulas, sino de desarrollar habilidades, destrezas que te permitan manejarte inteligentemente en el mundo del dinero y las finanzas.

¿Cuándo empezar con la educación financiera?

La educación financiera, como cualquier habilidad que queramos desarrollar se cultiva con la práctica y la creación de hábitos.

Entonces, ¿a qué edad hay que empezar? En el momento que consigas tu primera moneda, para nosotros ya es tarde (si estás leyendo este blog, seguramente ya dejaste atrás el ciclo de educación primaria), pero qué hay de nuestros hijos, sobrinos, nietos…

Mucha gente dirá; qué más da, es solo un niño, es solo una moneda. ¿Dónde crees que comienza la vida financiera de una persona? Exacto, con su primera moneda, no hace falta esperar a tener cuarenta años y estar arruinado para empezar con las lecciones sobre el dinero y las finanzas personales.

La educación financiera en la infancia es terriblemente importante, esa es mi opinión. Todavía me acuerdo, en mis años de estudiante, me tocó aprender todos los ríos de España, todas las putas conjugaciones de los verbos, raíces cuadradas, sujeto y predicado, montones de cosas que no he vuelto a utilizar nunca…

No digo que estás cosas no sean de utilidad (al menos para mí, de momento, no lo han sido), el problema es que no me enseñaron ni una palabra sobre el dinero, cero… Nada sobre cómo conseguirlo, ahorrarlo, protegerlo y multiplicarlo.

Los hábitos financieros que se generan en la adolescencia suelen arrastrarse en la madurez... El problema es que las responsabilidades de un adolescente no son las mismas que las de un adulto.

Conclusión

Si te sigues preguntando cómo mejorar tu educación financiera, después de casi 2500 palaras te habrás dado cuenta, por lo menos esa ha sido mi intención, que depende de ti, nadie te va a traer una píldora que al tomártela, se acabó el problema.

Si anhelas más dinero, quieres salir de deudas, mejorar tus habilidades inversoras, o simplemente quieres poder enseñar a tus hijos, para que no tengan que transitar por el mismo camino que tú, ya sabes lo que tienes que hacer.

Saludos.

David L

¡Compartir es vivir!



Top 3 artículos recomendados



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de privacidad