fbpx

Fondos de inversión indexados. Guía Completa y Actualizada

David L.

Los fondos indexados son unos instrumentos de inversión bastante atractivos, que forman parte de lo que se conoce como gestión pasiva.

Dicho esto, los fondos indexados  son un tipo de fondo que se caracteriza por estar destinado a reflejar las variaciones de un índice de referencia, también conocido como índice bursátil (S&P 500, IBEX 35, MSCI World, Eurostoxx 50…) por un tiempo definido, pero prolongado.

Los fondos indexados se moverán de acuerdo a como se mueve el mercado.

Están considerados como una excelente opción de canalizar el ahorro para aquellos que quieren invertir en algo fácil de entender y de seguir.

Los fondos indexados fueron la tendencia de invertir en bolsa predominante el año pasado y lo seguirá siendo en el presente.

Una de las mejores cosas que te ofrece esta modalidad de inversión, es su simplicidad y su estructura de costes mucho más accesible que los fondos tradicionales.

Es considerado uno de los productos más populares entre los nuevos inversores, incluso, para los más experimentados.

Los fondos indexados llegaron para quedarse, no solamente se comercializan con las carteras de los gestores automatizados, sino que, muchas entidades los ofrecen como su gama de productos de gestión pasiva.

Índice de contenidos

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión está formado por una cartera de activos financieros. Es ofrecido por gestores que, básicamente, lo hacen funcionar como un condominio, en el cual cada miembro es dueño de un porcentaje, paga una cuota mensual y sigue ciertas reglas ya prestablecidas.

Al final, hay comisiones para que los gestores tomen decisiones relacionadas con los fondos, incluidas nuevas adquisiciones o ventas.

Estas inversiones son reguladas por entes tanto públicos como privados. Estos organismos se encargan de regular las actividades de estos fondos.

Los gestores de fondos tienen una amplia experiencia y estrategias de inversión avanzadas. Además de ser muy difícil practicar estas estrategias por tu cuenta, está el hecho de que necesitarás mucho capital. Pero invirtiendo en un buen fondo, podrás entrar a la inversión con un monto bajo.

Por lo tanto, es una excelente manera de diversificar tu cartera de inversiones en poco tiempo.

Tipos de fondos

Existen una gran cantidad de diferentes fondos de inversión, aunque, podemos hacer una clasificación simple para efectos de este artículo.

Podemos clasificarlos en dos tipos, según el tipo de gestión.

De gestión activa

En este tipo de fondos, verás que existen gestores los cuales toman decisiones y generan pautas para llevar los fondos a su rentabilidad. Se caracterizan por querer “ganarle” al índice por medio de los movimientos generados.

De gestión pasiva

En cambio, los de gestión pasiva tienen un mínimo de gestión. No necesitan del accionar de un gestor, ya que se caracteriza por “replicar” la composición de un índice bursátil. Es aquí donde entran los fondos indexados. Los gastos son menores y el riesgo es muy bajo a largo plazo.

¿Qué son los fondos indexados?

Los fondos indexados son un tipo de fondo que cotiza en una bolsa de valores, y cuya principal característica es su vinculación a un índice determinado de esta bolsa.

Así, los inversores obtienen un rendimiento equivalente al índice, el cual, tiene un comportamiento de crecimiento a largo plazo. El riesgo en estos casos es mínimo.

Los índices más conocidos a nivel mundial son el S&P 500 y el Nasdaq 100, aunque existen índices de todo tipo, incluyendo de marcas, de materias primas, de sectores de industrias, y de valores de renta fija.

Los fondos indexados, tienen mucha relación con los ETF (Exchange Traded Fund), aunque existen ligeras diferencias entre uno y otro. Un fondo indexado puede tener una gran cantidad de inversiones, incluyendo acciones y bonos, que tengan un índice de referencia.

Sabemos que todas las acciones bajan y suben de acuerdo al movimiento del mercado, y esto significa que es muy difícil prever el comportamiento en un corto plazo.

Pero a largo plazo, el comportamiento general del índice es subir, y es aquí donde los fondos indexados toman ventaja.

Estos vehículos no dependerán del precio de una acción en específico, sino del comportamiento de todas las acciones del índice de referencia.

Otra gran ventaja, es el hecho de que, al “replicar” el comportamiento de un índice, realmente no necesitan gestoría, y por ello, el coste es mucho más bajo, aumentando el rendimiento.

Bien, ya he mencionado un par de veces índice bursátil y seguro habrás escuchado mucho del S&P 500, IBEX 35, MSCI World y otros índices

Pero ¿Qué son realmente?

¿Qué son los índices bursátiles?

Un índice bursátil es un indicador que refleja la situación actual en algún sector del mercado. Se contabiliza sobre la base de datos para un grupo particular de valores, a esto se le llama cesta de compra.

Al componer un índice, primero se define el contenido de la cesta.

Los índices más populares incluyen las acciones de las empresas más grandes, por capitalización, por volumen de operaciones, por ganancias, etc.

Sin embargo, se pueden tener en cuenta otros factores, como por ejemplo, la liquidez de las acciones o su representación en una bolsa de valores en particular.

También existen varios índices para grandes y pequeñas empresas, para empresas de algunos sectores, para empresas de un país, y así un largo listado de índices se va generando.

Vamos a lo simple, los índices bursátiles más conocidos a nivel mundial.

Algunos índices bursátiles de renombre

  • S&P 500: El Standard & Poors 500 es el Índice Bursátil principal de los Estados Unidos. Aquí se encuentran las 500 empresas más poderosas de los Estados Unidos. Representa el medidor del pulso económico mundial. No es un índice global, pero mientras Estados Unidos sea la potencia número uno, indirectamente lo es.
  • Nasdaq 100: Otro índice bursátil muy poderoso, el Nasdaq 100 representa a las 100 empresas de tecnología más poderosas de los Estados Unidos.
  • Dow Jones: Un índice de gran peso en los Estados Unidos, que representa a las 30 empresas de mayor capital bursátil en la bolsa de Nueva York.
  • IBEX 35: Es el índice de la bolsa española, con un comportamiento muy parecido al Dow Jones. Aquí están representadas las 35 empresas de mayor capitalización de España.
  • Dax 30: Es el índice de la bolsa alemana. Aquí se encuentran las 30 empresas de mayor capitalización de Alemania.
  • FTSE 100: El Financial Times Stock Exchange 100 es el índice bursátil del Reino Unido, que agrupa sus 100 empresas de mayor capitalización.
  • Nikkei 225: Este es el índice bursátil de la bolsa de Tokio. Aquí están representadas las 225 empresas con mayor capitalización del mercado japonés.
  • BOVESPA: Este es el índice bursátil de la bolsa de valores de Sao Paulo. Aquí se encuentran representadas las 50 empresas con mayor capitalización de Brasil.
  • MSCI World Index: Es un índice creado por Morgan Stanley Capital International que reúne a las empresas de mayor capitalización de los 23 países más desarrollados del mundo. Este índice representa más del 80% del comportamiento financiero mundial.

Tipos de Fondo Indexados

Antes de realizar cualquier inversión, es importante que consideres el tipo de cartera de inversión que seleccionarás.

Debes tomar en cuenta, tus circunstancias de riesgo y las tolerancias al mismo. Al hablarte de tipo de cartera, hago referencia al porcentaje de renta variable (acciones de empresas) y la renta fija (bonos deudas públicas y corporativas).

Uno de los aspectos que más tienes que tener en consideración, es que tu cartera de inversión debe estar diversificada.

De esta manera, los riesgos se disminuyen. Esto se debe a que no tienes una noción específica de qué países tendrán un mejor comportamiento durante los próximos años, por lo que es recomendable invertir en todo el mundo.

Adicionalmente, tendrás que elegir los fondos indexados que formarán tu cartera, para lograrlo, tienes que conocer los tipos de ellos que encontrarás en el mercado financiero:

Renta variable

Algunos de los fondos de renta variable que más se gestionan en la actualidad están basados sobre los siguientes índices bursátiles:

MSCI World

Se trata de un total de 1600 empresas que se encuentran en 23 países desarrollados del mundo. Estas empresas tienen una característica económica media y grande, es considerado el índice más completo y diversificado del mercado.

MSCI Europe

En cuanto a los fondos de inversiones desarrollados en Europa, se encuentra MSCI Europe, con alrededor de 400 empresas de 15 países desarrollados del continente.

S&P 500

Si te hablo de Estados Unidos, entonces S&P 500 es una de las más importantes de la región. Cuenta con las 500 mayores empresas y es uno de los índices más conocidos y utilizados a nivel mundial.

Renta fija

Ahora bien, en cuanto a los fondos de renta fija, te puedo mencionar los siguientes índices:

JP Morgan GBI Global Traded

Se trata de bonos gubernamentales establecidos a nivel mundial.

Barclays Euro-Aggregate Bonds

En este caso, son bonos gubernamentales que se enfocan en Europa.

Barclays Euro-Aggregate Corporate

Bonos son corporativos, pero, aun así, se enfocan en empresas europeas.

Evidentemente, son muchos más índices para procesarlos de una vez, pero para ser sincero, no necesitas tenerlos todos en tu cartera de inversión.

Considera un fondo que replique el índice sobre el que quieres tus inversiones, o que mejor haya tenido comportamiento durante los últimos tiempos y será mucho más simple tomar una decisión.

Para realizar inversiones en los mercados financieros mundiales, tienes varias opciones, puedes considerar tener tu inversión en un solo fondo mundial o en varios fondos regionales.

Es importante que sepas que, como inversionista, tienes la capacidad de tomar la decisión de cómo realizar tus inversiones. Es decir, puedes elegir un fondo indexado, con una renta mixta, si así lo deseas.

No será necesario que realices análisis para intentar predecir el comportamiento de las empresas a futuro, puedes elegir invertir en todo el mundo, asegurando más aciertos que riesgos.

Fondos indexados recomendados

Existen muchos fondos indexados, con grandes diferencias entre ellos. Uno de los puntos que debes tener presente, es el porcentaje de comisión, así como la categoría donde quieres invertir. Debes tener claro el índice que replica así como las condiciones del comercializador.

Aquí te damos tres ejemplos de fondos indexados que han tenido un excelente comportamiento y a los que puedes acceder desde España.

Pictet - USA Index HR EUR

El Fondo Pictet (LU0592905508), es uno de los más conocidos en España y tiene como referencia el índice S&P 500. Fue creado en junio del año 2019 y en apenas dos años, tiene un rendimiento de más del 30%.

Amundi Index MSCI North America AHE-C

El Fondo Amundi Index MSCI North America AHE-C (LU1049757120), está en el mercado desde el año 2017, y se basa en el índice MSCI NORTH AMERICA. Tiene un rendimiento de más del 50% en apenas 4 años.

Fidelity S&P 500 Index Fund EUR P Acc (Hedged)

El Fondo Fidelity S&P 500 Index Fund EUR P Acc (Hedged) fue creado en el 2018, y desde entonces, ha tenido una rentabilidad de más del 40%. Se basa en el índice S&P 500.

¿Cómo invertir en fondos indexados?

Para invertir en fondos indexados, tienes dos opciones: Crear tu propia cartera de forma manual, seleccionando los fondos que consideres rentables de acuerdo a tu conocimiento, o dejarle esa tarea a un robo advisor.

Si tienes conocimientos sobre estos fondos, la mejor opción es la de crear y gestionar tu propia cartera de inversión. Para esto, necesitarás dedicarle un poco de tiempo para la creación inicial (diversificando entre clases de activos) y luego para el rebalanceo de las posiciones.

En España, para realizar este proceso, debes buscar un banco que ofrezca estos instrumentos, y por desgracia son muy pocos los que lo hacen.

Esto se debe a que las inversiones en fondos indexados realmente dejan comisiones muy bajas, algo que los bancos, no pueden manejar.

Sin embargo, existen entidades financieras donde puedes crear tu cartera de fondos indexados. MyInvestor, (puedes leer la reseña aquí) es el mejor en España actualmente.

Invertir en fondos indexados utilizando un robo advisor

En caso de no conocer mucho del tema, el robo advisor haría todo por ti.

Esta opción es un poco más costosa, pero aun así, sigue siendo baja en comparación a las comisiones de la gestión activa.

Para utilizar un robo advisor, debes contactar un gestor automático de inversiones. Existen varios en el mercado, por ejemplo InBestme, Finizens o Indexa capital.

Indexa Capital se encuentra en el mercado desde el año 2015, y en la actualidad tienen casi 40 mil clientes, gestionando un capital de casi mil millones de Euros. Uno de sus puntos a favor, es que invierten su propio dinero en carteras propias, algo que da mucha confianza y seguridad.

Invertir por tu cuenta

En caso de que tengas ciertos conocimientos financieros, también puedes hacer tu inversión de manera individual. Pero, debes saber que esto conlleva mayores riesgos.

Invertir en fondos indexados es una de las mejores opciones en la actualidad, puedes obtener una gestión automatizada con los mejores resultados y comisiones realmente interesantes.

Ventajas de los fondos indexados

Invertir en fondos indexados en la actualidad puede ser una excelente opción para apostar por inversiones que generan costes bastante bajos. Conoce algunas de las ventajas que te ofrece este instrumento de inversión:

Ahorro de comisiones

Los fondos indexados no requieren una gestión continuada, por lo tanto, las comisiones de estos productos son realmente bajas.

Diversificación de la inversión

Cuando inviertes en un fondo indexado, apuestas por un índice concreto que incluye varias empresas, sectores o zonas geográficas. Esto te permite diversificar y ahorrar tiempo seleccionando un solo fondo, en lugar de buscar distintas compañías.

Fiscalidad

Permiten, igual que los fondos tradicionales, realizar los traspasos sin tributar por las plusvalías.

Comportamiento positivo

La estrategia que aplican los fondos indexados, es la de replicar un índice determinado, a pesar de esto, no implica que no tenga tan buenos resultados como un fondo de gestión activa.

En muchos casos, la rentabilidad de los fondos indexados, ha superado a muchos gestores.

Tomar en cuenta las ventajas que te ofrece un instrumento de inversión, te puede ayudar a determinar si es el adecuado para ti.


Te puede interesar...


Principales Gestoras de Fondos Indexados

En cuanto a las Gestoras de Fondos Indexados, existen varias muy conocidas a nivel mundial. Aquí te traemos tres de las más populares.

Vanguard

Vanguard es considerada una de las gestoras de fondos más grande. Incluso su fundador fue el creador de los fondos indexados, y por ende es el padre de la gestión pasiva.

Los Fondos Vanguard son muy solicitados, y esto hace que esta sociedad sea una de las que gestiona mayor patrimonio a nivel mundial.

Pictet

Pictet es otra gran gestora de fondos indexados, que tiene presencia mundial, sobre todo en Europa. Sus fondos indexados replican índices de todo el mundo, incluyendo China, Japón, Estados Unidos, Europa y Rusia.

Pictet tiene una larga historia financiera, desde su fundación en Ginebra en el año 1805.

Amundi

Amundi es otro gigante mundial de las inversiones. Su especialización, son los fondos europeos. Su cartera de fondos indexados es impresionante.

Amundi se encuentra entre las 10 primeras gestoras a nivel mundial, y es considerada la más grande de Europa.

¿Para qué tipo de inversionista son este tipo de fondos?

Los fondos indexados no tienen limitaciones de ningún tipo. Cualquiera puede invertir en fondos indexados, teniendo claro que este tipo de inversiones son más rentables a mayor tiempo, es decir, a largo plazo.

Recuerda que la rentabilidad del fondo dependerá del índice que replican los fondos de tu cartera. Por ello, debes buscar fondos indexados con índices reconocidos y robustos, o si así lo decides, dejarlo todo a un robo advisor.

Desde su creación, este tipo de fondos ha sido una manera de invertir mucho más segura que la gestión activa. A largo plazo, devuelven una rentabilidad alta, y las comisiones son bajas.

Son ideales para el común de las personas, que tiene poco o ningún conocimiento de inversiones, pero, aun así, no quiere que su dinero pierda capacidad de compra por la inflación.

Costes Y Comisiones De Los Fondos De Inversión

Todos los fondos de inversión, tienen tarifas y comisiones. La mayoría de las cuentas que mantienen esas inversiones también tienen costes y comisiones.

Estos gastos se deducen de tus inversiones para pagar la operación y mantenimiento continuo de cada inversión.

Los costes y comisiones son una parte necesaria de la inversión, pero son algo a lo que debes prestar mucha atención, porque pueden reducir considerablemente el retorno de tu inversión y afectar su desempeño.

Y si bien es cierto que no puedes evitarlas del todo, es bueno saber lo que realmente estás pagando y lo que puedes hacer para minimizar esto.

¿Cómo Pueden Afectar Las Comisiones El Valor De Tu Inversión?

Las comisiones se expresan como un porcentaje del saldo de tu cuenta. Y este porcentaje se deduce de forma automática de tu saldo, entregue o no beneficios. Esto debe quedar claro, pues existen indistintamente de los resultados de tu inversión.

Estos porcentajes por lo general son bastante bajos, y la mayoría ni siquiera les da importancia. Sin embargo te demostraremos como afectan estos porcentajes en una inversión a largo plazo.

Imagina que tienes una cartera de 10.000 euros con una comisión inicial de 0,5% y otra de igual monto con una comisión de 2%. La diferencia inicial entre porcentajes y el primer año, parece despreciable.

  • Es solo un 1.5% de diferencia entre una y otra.
  • La comisión en la primera cuenta equivale a 50 euros, y en la segunda equivale a 200 euros. Lo puedes despreciar viendo el monto de la inversión.

Pero si vuelves a calcular los montos al cabo de 25 años, con un rendimiento del 6% para ambas cuentas, notarás una diferencia considerable.

  • La primera cuenta con un 0,5% de comisiones, a los 25 años, ha pagado un equivalente a un 15,2% del total de la inversión. El capital inicial se ha convertido en una nada despreciable suma de 27.735 euros y se han pagado 4.969 euros en comisiones.
  • La segunda cuenta con un 2% de comisiones, a los 25 años, ha pagado un equivalente a un 51,2% del total de la inversión. La inversión se ha convertido en un monto de 15.653 euros, y se han pagado 16.407 euros en comisiones.

Como verás, a largo plazo las comisiones realmente afectan considerablemente tu inversión, por muy pequeñas que las consideres al principio. En el ejemplo, la diferencia entre una y otra es más de 10.000 euros, el monto inicial de la inversión.

(Datos sacados con la ayuda de la siguiente calculadora: https://www.fdinternational.com/calculadora-costos-comisiones/)

¿Cuáles Son Los Diferentes Tipos De Comisiones?

Invertir en un fondo te permite beneficiarte del conocimiento de gestores profesionales. Este servicio por supuesto, es remunerado con las diferentes comisiones que se deducen de la propia cuenta del cliente.

Hay una gran cantidad de costes asociados a los fondos de inversión. A continuación te mostraremos los más comunes, aunque, dependiendo del tipo de producto que tengas y donde realizaste la inversión, puedes conseguir otros más:

Comisión de gestión

Las comisiones de gestión se utilizan principalmente para remunerar a la sociedad gestora por su diligencia y administración del fondo. Por lo general, están entre el 0,5% y el 3% anual para los fondos más caros.

Estas son de las más “transparentes” para el inversor. Sin embargo, recuerda el ejemplo que te dimos arriba, cuanto más altas sean las comisiones de un fondo, más afectarán a tu rendimiento general.

Para el mismo fondo, las comisiones de gestión también pueden variar significativamente según el tipo de inversor en cuestión y el método de distribución.

Este tipo, suelen estar bien indicadas en la documentación del fondo de inversión. En comparación con otro tipo de costes, el contrato entre el cliente y la sociedad gestora está claramente establecido.

Comisión por transacción

Estas comisiones se pueden dividir en dos:

  • De entrada.
  • De salida.

Las de entrada son bastante comunes y se calculan en base al monto inicial de la inversión. Por lo general son bastante bajas, oscilando entre 0 y 0,5%.

Las de salida son raras de ver pero también existen. Se calculan en base a la cantidad de unidades del fondo que se trance.

Comisiones de movimiento

Las de movimiento son las que se pagan al administrador por negociar valores de la cartera. Estas comisiones se pagan entre la sociedad y el inversor, ya que estos realmente son los honorarios del administrador.

Estas comisiones serán más altas, mientras más activa sea la cartera. Y serán bajas si la cartera tiende a ser pasiva.

Comisiones por rendimiento

Las de rendimiento no son tan comunes, pero existen. Con estas comisiones debes saber contra qué se mide este rendimiento, la referencia. En general, se calcula a partir del índice de referencia del fondo que se indica.

¿Cómo Saber Las Comisiones Totales De Un Fondo Indexado?

TER (Total Expenses Ratio)

Muchos de los fondos que te encontrarás en el mercado, no cobran algunas de estas comisiones. Incluso, si las cobran, tampoco lo verás en la información del contrato inicial.

Y además, las sociedades gestoras “juegan” con estas comisiones: Por ejemplo, si cobran comisiones por rendimiento, no cobran comisión de entrada, o bajan considerablemente la comisión de gestión.

Todo, para ser más atractivo el fondo para los inversores.

Existe un indicador que engloba todos los gastos y comisiones que se encuentran inherentes a un fondo de inversión: El TER (Total Expenses Ratio) o “Ratio de Gastos Totales”.

El TER, además de tomar en cuenta las comisiones por gestión, también agrega los gastos propios del fondo, todo en un solo indicador. Es lógico pensar que, los mejores fondos para los inversores, sean aquellos en los que el TER sea bajo en comparación a la media del mercado.

Por ejemplo, la gestión pasiva tiene menor TER que la activa. Y la diferencia entre ellas es abismal, mientras que en la pasiva puedes ver TER de 0,05% y 0,5%, en la activa puedes ver TER de hasta 2% y 2,5%.

Resumiendo: el TER incluye la comisión de gestión y los demás gastos del fondo; comisión de éxito, de custodia y otros operativos.

En definitiva, es conveniente que el fondo tenga un TER lo más bajo posible.

¿Puedo Invertir Solo En Fondos De Bajas Comisiones?

Si puedes. Solo que eso dependerá de tu perfil de inversor y si realmente está acorde a tus objetivos. Los fondos de bajas comisiones los encuentras en la gestión pasiva, los llamados “Fondos indexados o fondos índice".

Como ya te lo mencionamos, la diferencia entre una y otra, es bastante alta, y ya vimos la gran diferencia de montos a largo plazo.

Y aunque al final, estos montos están muy influenciados por el propio rendimiento de la inversión, también es cierto que los fondos indexados han demostrado rendimientos bastante aceptables.

Así que, buenos rendimientos y una baja comisión, parece ser una excelente elección.

Cosas Para Recordar Sobre Las Comisión De Fondos De Inversión

Una comisión aparentemente pequeña podrían tener un impacto significativo en el valor a largo plazo de tu inversión.

Puedes controlar estos costes seleccionando cuidadosamente las inversiones que se ajusten a tu estrategia de inversión general y adoptando una perspectiva a largo plazo de tu cartera de inversiones.

Puedes comparar diferentes inversiones evaluando sus comisiones, pero ten en cuenta, como con todo, que los fondos con costes más bajos no son automáticamente un mejor valor, así como los fondos con costes altos tampoco te garantizan esto.

Debes sopesar todos los factores que puedas analizar para que realices inversiones acordes a lo que realmente esperas de ellas.

6 indicadores financieros para invertir en fondos indexados

Es completamente normal que, si es la primera vez que realizas inversiones en fondos indexados, tengas un montón de dudas. Pero, no tienes mucho de qué preocuparte, porque pueden ser los instrumentos más sencillos de comprender y más flexibles para el pequeño inversor.

Si vas a invertir en fondos indexados, tendrás que conocer algunos indicadores que serán de gran ayuda para elegir el adecuado. Estos son los más relevantes:

Volatilidad

Es completamente normal hablar de rentabilidad en los fondos de inversión, sin embargo, hay que tomar en cuenta otros aspectos como el riesgo.

La volatilidad tiene la capacidad de medir la variabilidad que tiene un fondo entre las rentabilidades que obtiene a largo plazo.

Normalmente, los fondos de renta variable tienen una volatilidad más elevada, que los de renta fija. De igual manera, los fondos que invierten en empresas estadounidenses, tienen menos volatilidad que los mercados emergentes.

Ratio de Sharpe

El mayor objetivo de las personas que invierten en bolsa, es lograr rentabilizar sus ahorros por encima de la inflación.

La rentabilidad y el riesgo son dos términos que se encuentran estrictamente relacionados, por lo que, debe existir un buen equilibrio entre ellos para que pueda ser una inversión que valga la pena.

Este indicador, mide la relación entre la volatilidad y la rentabilidad, tomando en cuenta la rentabilidad esperada. En términos generales, mientras mayor sea el Ratio de Sharpe, más rentable es la inversión.

Beta

Cuando se habla de volatilidad, generalmente, se asume de una forma bastante general, por ejemplo, en cuánto se está moviendo un fondo en alza o baja. Pero, para que estos movimientos sean netamente informativos, es importante que sepas que lo está sucediendo en el resto del mercado.

Para poder determinar si se trata de una recesión o del crecimiento de las empresas de un país, por ejemplo, puedes usar este indicador. Éste, puede relacionar la volatilidad del fondo con la del mercado.

Alfa

Al hablar de gestión activa, tienes que saber que su finalidad principal es superar la rentabilidad del mercado. Por lo tanto, el gestor tiene que seleccionar los activos que pueden comportarse mejor que su índice de referencia.

Para ello, el indicador Alfa es el adecuado para hacer este análisis. Mide el rendimiento del fondo, en relación a su índice de referencia. En tal sentido, los resultados se interpretan de la siguiente manera:

  • En el caso de que el resultado sea negativo, inferior a 0, significa que el índice de referencia ha sido mayor a la rentabilidad.
  • Si es igual a 0, predice que la rentabilidad es la misma que el índice.
  • Mientras que, si es positivo, mayor a 0, quiere decir que ha crecido por encima del periodo estudiado.

Tracking Error

Es normal que los inversores quieran saber si, los fondos de inversión general y en los fondos indexados se comportarán igual que el índice de referencia. Y en el caso de que no se comporten de manera tal, qué tan variable es la diferencia.

Esta es una información que ofrece el Tracking Error, tiene la capacidad de describir la desviación estándar de la rentabilidad de una cartera específica con su Bechmark.

Coeficiente de correlación

Una de las cosas que aprenderás con el tiempo, aun siendo pequeño inversor, es que tienes que diversificar tu inversión lo más posible. Pero, de nada sirve tener una cartera diversificada, si no existe independencia entre los valores.

Este indicador puede medir el sentido y la similitud en la relación entre el fondo y el mercado, los resultados se leen de la siguiente manera:

  • Si el resultado es positivo, quiere decir que el fondo fluctúa en el mismo sentido del mercado.
  • Si es cercano a 0, significa que hay relación entre la evolución del fondo y la del mercado.
  • Finalmente, si el resultado es negativo, el fondo y el mercado fluctúan en sentido contrario.

Los indicadores te ayudarán a elegir los fondos que mejor se ajusten a tus necesidades, mucho más a tu perfil de riesgo.

Fondos Indexados VS ETF

La gestión pasiva ha aumentado su protagonismo durante los últimos años, en muchas ocasiones te puedes preguntar qué es mejor, si un fondo indexado o un ETF. En ambos casos, se maneja el patrón de la indexación, lo que quiere decir, la replica de un índice.

Básicamente, son dos caras de la gestión pasiva, con características similares, pero con diferencias que tienes que tomar en consideración.

Antes de que tomes una decisión, es indispensable que conozcas a profundidad la diferencia entre ambas herramientas financieras.

¿Qué es un ETF?

Las siglas ETF tiene como significado Exchange Traded Fund, lo que se define como fondo cotizado. Una de las características más marcadas de este tipo de inversión, es que combina un fondo de inversión con los de una acción.

En pocas palabras, tienes que saber que un ETF se trata de un fondo de inversión que cotiza como una acción. De esta manera, se ve afectada su operatividad y su contratación. De igual manera que las acciones, los ETF se cotizan en la bolsa, por lo tanto, se pueden comprar y vender en cualquier momento, al precio que se cotice en ese momento.

¿Cómo funciona un ETF?

La dinámica de esta modalidad de inversión, se ve determinada por dos factores, en principio, la variación de los activos que componen las carteras subyacentes. Por otro lado, la oferta y la demanda que tenga en la bolsa.

La ventaja más evidente de este tipo de inversión, es que son instrumentos mucho más diversos. Tomando en cuenta un solo título y el mínimo que marque la inversión, tendrás una cartera diversificada y ajustada a tu perfil de riesgo como inversor.

Diferencia entre Fondo Indexado y ETF

El funcionamiento de estas herramientas financieras, ha hecho que se hagan evidentes algunas diferencias entre los fondos indexados y los ETFs. Para que puedas manejar cada térmico con claridad, tengo que mostrarte las principales diferencias entre ellos.

Compra y venta

En cuanto a los ETFs, tendrás que realizar el pago por cada operación de compra y venta, de igual manera como se maneja una acción. Es importante que sepas que, esta compra y venta será inmediata, tomando en consideración el valor al que se cotice en ese momento.

En resumen, puedes comprar y vender varias veces durante el mismo día.

Por otro lado, el fondo indexado, puede tener una comisión por suscripción y otra por reembolso, aunque no todos lo aplican. No podrás comprar y vender durante el día, pero en una inversión a largo plazo esto no es una característica relevante.

Comisiones

Cuando se trata de comisiones, los ETFs cuenta con comisiones más bajas, sin embargo, cada vez que realices un movimiento, tendrás que pagar por él. En caso completamente contrario a los fondos indexados.

Por ejemplo, si con un ETF quieres realizar aportaciones constantes, cada aporte tendrá un coste establecido.

Accesibilidad

El funcionamiento de los ETFs, se da como una acción, por lo tanto, se encuentra disponible en cualquier bróker que opere en el mercado donde cotiza el ETF.

A diferencia de los ETF, los fondos indexados no son tan accesibles, los gestores tienen ciertas restricciones de comercialización a determinadas entidades.

Fiscalidad

Esta es una de las ventajas más importantes que tienen los fondos indexados, en comparación con los ETFs. Por el hecho de que los fondos indexados funcionan como fondos de inversión, el traspaso de fondos se encuentra exento de tributos. Lo que genera una comodidad fiscal importante para inversiones a largo plazo.

En otro sentido, con los ETFs, esta ventaja no se ve tan marcada. Los ETFs nacionales, se tributan como acciones, por lo tanto, tendrás que pagar impuestos cada vez que deshagas una posición.

En cambios los ETFs extranjeros, se encuentran en una especie de vacío fiscal, dado que, la Dirección General de Tributos le han otorgado las mismas ventajas fiscales que tienen los fondos de inversión.

Oferta

En este sentido, la oferta por los ETFs es mucho más amplia que por los fondos indexados. Además, incluye ETFs sectoriales que no cuentan con réplica en forma de fondo indexado.

¿Qué es mejor un fondo indexado o ETF?

Tomando en consideración todo lo que te he expuesto previamente, te puedo decir que, la respuesta a esta pregunta puede depender de muchos factores. Debes tomar en cuenta tu operativa y tus objetivos.

Debes considerar que los ETFs, son mucho más accesibles y fáciles de contratar, siempre que haya operado acciones previamente. Además, tienes que saber que las comisiones globales son menores si lo que quieres es comprar y esperar.

El verdadero problema de los ETFs, comienza cuando necesitas rebalancear la cartera de inversión y cambiar su composición.

En condiciones normales, estas operaciones no deberían tributarse, pero, todos los bróker tratarán los ETFs como acciones a efectos fiscales.

¿Cómo saber si los Fondos Indexados son para ti?

Este tipo de inversiones son ideales para aquellos inversores que tienen como objetivo, encontrar rentabilidad a largo plazo. No será necesario que dediques demasiado tiempo a analizar distintas oportunidades en el mercado financiero.

Esto se debe a que, son activos seleccionados previamente para replicar un índice. Una de las mejores cosas de este tipo de inversión, es que no necesitarás grandes conocimientos en inversiones, pero, no debes confiarte, debes conocer a profundidad el producto en el que estás invirtiendo.

También puede ser un fondo de inversión ideal para aquellos inversores que tienen como finalidad, buscar oportunidades en un índice determinado. Podrás realizar la inversión en un solo fondo, pero, diversificando tus inversiones en un mercado completo.



Deja tu comentario 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}