fbpx

Qué es la Volatilidad financiera, definición y cómo medirla

David L.

La volatilidad se considera uno de los términos más usado en el ámbito de los mercados financieros, sobre todo cuando hablamos de invertir en bolsa. Dicho esto, pocas personas conocen realmente el concepto. 

Es importante conocer, qué es la volatilidad, por qué es importante y cómo se calcula.

Cuando vas a invertir, es importante conocer, sino en profundidad, al menos de pasada, los términos relacionados. De esta manera, será mucho más simple manejar tu cartera de inversiones (sin importar si utilizas la gestión activa o pasiva a la hora de gestionar).

¿Qué es la volatilidad?

Cuando se habla de volatilidad, se habla de la capacidad que tiene un activo determinado de fluctuar en el mercado de valores.

Al hacerlo, cambia su precio, por lo que, también afecta de manera considerable, tanto positiva como negativamente la rentabilidad que reciba el inversor.

Es por eso, que siempre tenemos que tener en cuenta este concepto, a la hora de escoger entre las diversas estrategias de inversión.

La volatilidad se expresa como un porcentaje, el mismo, indica el grado que puede variar el precio del activo, tomando en cuenta datos históricos.

Ahora bien, considerándolo desde un punto de vista más conceptual, la volatilidad, es la fluctuación de precio que tenga un activo.

En términos generales, mientras menos sea la volatilidad del activo, mucho mejor para el inversor, porque la rentabilidad se mantendrá lo más estable posible a través del tiempo.

Si buscas reducirla, también puede llamarse optimizarla, tendrás que pagar el precio para que esto ocurra.

En algunos ámbitos mucho más especializados, se la llama “beta” o ?, es un concepto utilizado en Hedge Funds, en este ámbito se utilizan letras griegas para hablar de distintos conceptos.

Por ejemplo, “alfa” se refiere a la rentabilidad extra que se obtiene del índice bursátil de referencia. Aunque puede que no suene importante, debes saberlo, en caso de que encuentres algunas referencias similares en tus inversiones, sepas que beta se refiere a la volatilidad.



Tipos de volatilidad

En cuanto a los tipos existentes, podemos encontrar cuatro tipos fundamentales:

Histórica

Se trata de la variabilidad que tiene la rentabilidad de un activo específico en un periodo de tiempo, tomando en consideración la rentabilidad media de ese mismo activo, en el mismo periodo de tiempo.

Se considera la volatilidad que más interesa al inversor.

Implícita

Esta es la que se espera que tenga un activo financiero en el futuro.

Para determinar esta volatilidad, se necesita el conocimiento de los demás factores que intervienen en el precio y es una aproximación que realiza cada cual.

Es decir, ésta variará en base al analista que lleve a cabo el cálculo.

Este tipo de volatilidad, suele ser mayor en los mercados bajistas y menor en los mercados alcistas.

Estocástica

Con este tipo, hago referencia a los cambios en la volatilidad de los activos. Lo que quiere decir, que es una volatilidad sobre otra, por lo que es bastante incierta.

Determinista

Son casos en los que la volatilidad no sufre cambios, o en caso de que suceda, pueden conocerse con anticipación. Para calcularla, se usa la desviación típica.

En cuanto a los tipos de volatilidad, puedo decirte que, la más importante es la primera. Además, te puede dar cierta información sobre la implícita.

En cuanto a las últimas dos, pueden ser usadas por inversores más experimentados.

¿La volatilidad es sinónimo de riesgo?

Generalmente, las personas suelen asociar la volatilidad con el riesgo financiero, pero, no tiene que ser así. Dependerá en gran manera de cuáles sean tus plazos y de la forma natural de enfrentarte a la incertidumbre.

Una inversión con baja volatilidad, que suponga una pérdida de capital permanente durante unos años, se puede considerar una inversión más arriesgada que una de alta volatilidad, que valga mucho más en unos años.

En tal sentido, te puedo decir que, la volatilidad no es sinónimo de riesgo. Sin embargo, no quiere decir que la volatilidad no tenga importancia, como te he mencionado previamente, mientras menor sea la volatilidad, mucho mejor.

¿Cómo se mide la volatilidad?

Como te he mencionado antes, la volatilidad es la capacidad que tiene un activo financiero de cambiar en un periodo de tiempo determinado. Para lograr calcular la misma, se calcula la desviación típica.

Para explicarte de manera más simple de qué se trata, por ejemplo, un activo que tiene una rentabilidad del primer y segundo año del 5%, la media es del 5% y la volatilidad es del 0%.

En cambio, si tomamos un activo de 1% de rentabilidad el primer año, y el segundo un 9%, puedes tener la misma rentabilidad del 5%, pero la volatilidad, en este caso, es de 5,65%.

En el primer caso, se asume que la volatilidad se mantendrá en un 5% y no tendrá una revalorización, dado que es su media, sin embargo, tiempo después esto puede cambiar, pero es un punto de partida.

En el segundo ejemplo, el escenario es muy distinto, se puede tener una variabilidad del 5,65% sobre la media que es del 5%. En tal sentido, esa variabilidad puede ser por encima o por debajo, pudiendo implicar mayores pérdidas o mayores ganancias.

¿Conviene invertir en activos volátiles?

La respuesta a esta pregunta, es depende. Si eres de los inversores que no se llevan bien con los cambios bruscos de tus inversiones, entonces, mejor no.

También, debes tomar en cuenta elementos como la edad vital, es decir, si tienes 60 años y pronto te jubilarás, no es conveniente que accedas a gran volatilidad.

Pero, si eres joven y tu perfil de inversor es un poco más agresivo y arriesgado, tomar en cuenta las inversiones volátiles puede ser una opción interesante.

Debes saber que las mejores oportunidades de inversión, se encuentran en los activos que tienen precios que oscilan constantemente. Si vas a realizar inversiones buscando activos volátiles, es conveniente que los conozcas bien.


Artículos relacionados:


¿Cuáles son los activos más volátiles?

A pesar de que pueda parecer bastante repetitivo, uno de los activos más volátiles que se encuentran en el mercado de inversiones en la actualidad, son las criptomonedas. Se trata de un activo que tiene gran volatilidad y las razones son múltiples.

Puede que se encuentren de moda, que hay baja cantidad en circulación o que tiene una baja capitalización, por lo que, los grandes jugadores pueden alterar su precio, entre otros motivos.

Para nadie es un secreto que, hay una buena cantidad de personas que están ganando mucho dinero con las inversiones en criptomonedas y el bitcoin, y se debe a esas grandes fluctuaciones de precios.

Pero, también debes tener presente que hay muchas otras personas que han perdido mucho dinero con este tipo de inversiones, por el mismo motivo.

Si no tenemos en cuenta los derivados financieros como; futuros, opciones y CFDs, luego de las criptomonedas, el activo más volátil, son las acciones (conocidas como chicharros) que no son seguidas por los analistas y que cuentan con una pequeña capitalización bursátil.

El siguiente activo más volátil, es el oro, luego las acciones más seguidas por los analistas y los índices bursátiles. 

Finalmente, puedes encontrar el mercado de divisas y los bonos a largo plazo, siendo los últimos los menos volátiles.

¿Cómo influye la volatilidad en el apalancamiento?

Cuando se habla de apalancamiento, se hace referencia a adquirir una deuda para realizar inversiones, pudiendo multiplicar las ganancias y las pérdidas.

El apalancamiento, se muestra con una relación de 1:10, con una unidad de garantía, podrás invertir 10 unidades de contrato nominal.

Pero, ¿qué es lo que sucede? Que al multiplicar por 10 tu capacidad de inversión, también aumenta por 10 la volatilidad a la que te expones.

Debes tener presente que, en este caso, la volatilidad y el riesgo si tienen mucha relación, dado que te encuentras en el riesgo de perder permanentemente tu capital.

Cualquier movimiento brusco puede acabar con el cierre de tu posición en el peor momento posible.

La volatilidad es un concepto de gran importancia en cuanto a inversiones se refiere, aunque no es sinónimo de riesgo, siempre será relacionada con la falta de tranquilidad.

Por supuesto, todo dependerá de tu perfil de inversor y sobre todo de tu nivel de aversión al riesgo.

Conociendo esto, sabrás el nivel de volatilidad y riesgo que estás dispuesto a asumir.

David L.


Lecturas recomendadas...


Deja tu comentario 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}